Blogia
BIBANDORRA Blog de la Biblioteca Pública de Andorra(Teruel)

Dispositivo lector de libros electrónicos

     La biblioteca ha adquirido uno de los llamados "E-readers" "Lector de libros electronicos" "E-books" (y un montón de denominaciones más). Ni siquiera nos hemos puesto de acuerdo en cómo denominarlos. Ello es una muestra palpable de que es un nuevo soporte para la lectura que todavía no está consolidado. Nosotros somos conscientes de ello, y no sabemos cómo va a evolucionar este tema, ¿se impondrán los soportes electrónicos o no? ¿coexistirán con los libros tradicionales en papel? ¿serán sustituidos por otros aparatos nuevos que se generen?, son todavía muchas las preguntas que se plantean a la hora de abordar este tema. Es un debate que todavía está abierto y que suscita numerosas opiniones, sólo hay que consultar para ello en los diferentes foros y blogs de la web. La información que sobre ellos aparece cada vez es mayor, pero tampoco acaban por asentarse definitivamente como herramienta para la lectura.

     La política de gestión se basa en un modelo que mantenga la biblioteca tradicional pero incorporando también el nuevo modelo de biblioteca adaptada a estos tiempos: servicios digitales en red, promoción de servicios en internet, utilización de herramientas y programas de la web social para ofrecer diferentes servicios...en definitiva una biblioteca abierta a las innovaciones. Siendo consecuentes con ello estamos incorporando a nuestros fondos e-books o libros electronicos(digitales) que en determinados casos (libros de caracter profesional-informatícia, ciencias...-) sustituyen al libro en papel. Para que lleguen al usuario hemos adoptado diferentes canales: catálogo automático de la biblioteca (se adjuntan al registro bibliográfico), colección en disco duro con posibilidad de descargar en pen-drives u otro modo de almacenamiento, servicio de biblioteca digital (suscripción a una plataforma profesional para acceder a una coleción de clásicos de literatura universal), y nuestro próximo proyecto va ser la incorporación de dispositivos-lectores.

      En principio sólo hemos comprado uno (Grammata) que incluye una colección de cuatrocientos libros digitales ( enciclopedias y clásicos de la literatura). Aunque somos partidarios para la lectura de entretenimiento que sea el papel el soporte que se utilize, debemos reconocer que este dispositivo ofrece algunas ventajas y posibilidades:

- Tecnología de tinta electrónica: la luz incide en la pantalla y no refleja, por lo que su semejanza con la lectura en papel se muy grande.

- Capacidad y movilidad: un sólo dispositivo puede contener cientos de libros, por lo que es muy apropiado para cuando se cambia de lugar.

- Tamaño de la letra: se puede adaptar a gusto del usuario

- Peso: a penas 200 gramos, por tanto muy fácil de transportar

- Duración de la batería: hace falta leer más de 7.000 páginas para cargarla

     Por supuesto presenta también muchas limitaciones:

- La letra grande supone tener que leer en horizontal y ocupa toda la pantalla por lo que no se lee a gusto

- La búsqueda de libros es muy limitada, no incorpora una base de datos con la que acceder por campo al libro deseado

- Un elemento tan avanzado como éste debería disponer de conexión wifi para acceder a internet y poder descargarte los libros

- La pantalla de 6 pulgadas resulta demasiado pequeña. Una página se lee enseguida. Debería ser más grande.

     Aún así, una vez vayan surgiendo nuevas versiones más perfeccionadas, y sobretodo el precio disminuya, creemos que puede llegar a tener cabida en el mundo del libro y la lectura. En la comparación que puede establecerse con el libro en soporte papel el resultado es muy ajustado, y no sabemos en favor de cuál. Cómo siempre decimos, para el libro de temática profesional o académico este lector de libros electrónicos puede ser muy interesante, mientras que para la lectura de ficción (novelas, poesía, ensayo...) la duda todavía nos envuelve.

     La iniciativa de adquirir este dispositivo-lector tiene la finalidad, en principio, de mostrar a los usuarios de nuestra biblioteca la existencia de este tipo de herramientas. Se trata tan sólo de que vayan conociendo su funcionamiento y adquiriendo experiencia en su lectura. Una vez concluyamos que el panorama se va precisando pretendemos crear un nuevo servicio de préstamo de libros digitales, que podría ser de dos formas: o bien el dispositivo con la colección de libros incorporada para que el usuario lo tuviera en su domicilio durante unos días, o bien si el mercado evoluciona y se abarata, el propio usuario con su dispositivo lector sería quién desde internet o bien en la red de ordenadores de la biblioteca se descargaría el libro.

     Somos conscientes del problema con los derechos de autor y la propiedad intelectual. Por tanto cuando se trata de los libros de dominio público (más de 70años de antiguedad) la descarga no plantea ningún problema, si bien en el caso del resto hay que andar con más cuidado. Para ello es necesario establecer un acceso restringido y existen diferentes formas de hacerlo: sistemas DRM (sólo permite descargar una vez), sello del propietario del archivo(permite controlor su uso), descarga válida sólo por unos días luego se desactiva el archivo... y otras formas que descnocemos pero que podríamos aplicar.

     Con todo lo expuesto hemos pretendido justificar e infomar sobre esta iniciativa que la Biblioteca Publica de Andorra quiere poner en práctica y que se encuentra dentro de nuestro objetivo de modernización de la biblioteca. Iremos informando ya que como véis es una iniciativa que no sabemos por donde avanzará, en lo que se refiere a las bibliotecas, si bien todo parece indicar que puede acabar consolidándose.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres